La llamada: (manigueta, rasero, racla, escobillin)  tiene por función: Mover o distribuir la tinta por la cara interior del marco sobre el tejido. 

El objetivo es rellenar con tinta los lugares abiertos del clisé.

Presionar la imagen a imprimir sobre el soporte de forma que la tinta se transmita, a través de la malla abierta del tejido al soporte situado debajo del marco.

Una racla consta de un mango (empuñadura de madera, metal o plástico) y de una hoja, (una tira plana y recta de goma natural). La hoja del rasero se pega, se atornilla o se aprisiona en una ranura del mango. Las maniguetas de goma natural presentan un fuerte desgaste como efecto del roce cuando se usan largo tiempo. 

 

Maniguetas

Hay maniguetas con hoja embutida y también las denominadas “maniguetas de prisionero”, en las cuales la hoja de la manigueta puede quitarse y cambiarse por otra. Se recomiendan maniguetas manuales ligeras, inoxidables y fáciles de limpiar, con mango de aluminio y perfil de apriete para un rápido cambio de la hoja.

Impresiones manuales de gran formato

Para estas impresiones de gran formato se prefiere la manigueta articulada.

Es una manigueta para maniobrar con una sola mano con una guía mecánica pero de empuje manual. La rasqueta propiamente dicha se atornilla en este caso a un brazo móvil que se monta en una deslizadera de acero y mediante el cual se obtiene una conducción exacta durante la tirada. Una empuñadura permite al impresor empujar la rasqueta con una sola mano a lo largo de la deslizadera y sobre el soporte.

Material grosor y tamaño

Las hojas de la manigueta pueden obtenerse no sólo de distintos materiales, sino también de diferentes grados de dureza y distintos perfiles. Le elección de la dureza, del perfil, y de la altura de la hoja se realiza de acuerdo con la consistencia de la tinta, la lineatura del tejido, la naturaleza superficial del soporte, el espesor deseado de la capa de tinta, la forma del objeto a imprimir, el clisé utilizado, el tema de impresión, y en la impresión manual, la costumbre individual del impresor.

La dureza o elasticidad de las hojas de maniguetas se indica en “Shore”. Se suele distinguir las tres durezas de rasquetas siguientes:

 

-    Blanda: 55 a 65º Shore

-    Media: 65 a 75º Shore

-    Dura: 75 a 85º Shore

 

Las durezas mas usuales y recomendables en general se sitúan entre 60 – 70º Shore (media). Las maniguetas mas duras son siempre las más adecuadas en impresiones de grandes formatos, líneas finas, impresiones tramadas, soportes blandos como fieltro, cartón y tintas más densas. Las maniguetas más blandas son adecuadas para las superficies grandes y desigualdades superficiales en el soporte, soportes duros como vidrio, metal y plástico y tintas más fluidas.

 

Perfil

Las numerosas tareas de la técnica serigráfica exigen que los cantos de la rasqueta se afilen según perfiles especiales para los distintos campos de aplicación