En el esquema de la máquina, la fuerza motriz llega al mecanismo de arrastre por los ejes de dientes, conectados al cigüeñal por dos bielas que les producen el movimiento de vaivén. 

Los dos sistemas de dientes tienen dos movimientos

Un movimiento en sentido horizontal y otro que oscila también pero en sentido vertical.

En esos movimientos combinados, los dientes arrastran el género aprisionado entre ellos y el prensatelas, cuya presión se puede regular según sea necesario. También los dientes pueden variar de tamaño y de forma.

La longitud del desplazamiento horizontal de los dientes da la longitud de la puntada; dimensión ésta que tiene su dispositivo de regulación; un cosido normal lleva cinco puntadas por cm. Cuanto más potente es el arrastre más pesados y voluminosos pueden ser los tejidos a coser. En los gráficos siguientes tenemos la visión general de la operación de arrastre




MOVIMIENTO A

Sobresalen por encima de la placa, enganchando el tejido y tirando de él en el sentido de su orientación.



MOVIMIENTO B

Cuando han avanzado el largo de una puntada, los dientes descienden bajo la placa, soltando el tejido que arrastraron en A.


MOVIMIENTO C

Sobresalen por encima de la placa, enganchando el tejido y tirando de él en el sentido de su orientación.


MOVIMIENTO D

Cuando han avanzado el largo de una puntada, los dientes descienden bajo la placa, soltando el tejido que arrastraron en A.



SISTEMAS DE ARRASTRE


Las combinaciones distintas que se pueden hacer con las diferentes condiciones de trabajo de estos órganos de arrastre, más algún otro complementario, son las que dan lugar a los distintos sistemas de arrastre de telas, pieles, láminas o material a coser. La invención y desarrollo de estos diferentes sistemas buscan una mejor calidad y seguridad en la costura a realizar en la máquina.

  • S ARRASTRE SIMPLE
  • D DOBLE ARRASTRE
  • T TRIPLE ARRASTRE
  • C ARRASTRE COMPLEMENTARIO
  • I ARRASTRE INDEPENDIENTE


En este caso es un solo órgano operador el que actúa como elemento de arrastre. Es empleado en cosidos sencillos, con telas de poco peso, de poco grosor y cosido a velocidad normal. Para el arrastre simple S vamos a considerar cinco modalidades distintas. S-1 Arrastre por dientes Sólo la fila o filas de dientes situadas en el plato efectúan arrastre de la tela. Puede que haya un solo sentido de arrastre o que sea en ese y el contrario, reversible, para aquellas máquinas que pueden coser marcha atrás.


MOVIMIENTOS DE ARRASTRE

S-2 Arrastre diferencial

Al menos tiene dos bloques de dientes, separados, que pueden actuar al unísono, en cuyo caso tenemos un arrastre S-1, o diferenciando sus movimientos para darnos un arrastre diferencial, con dos versiones: a)

Los dos bloques de dientes se desplazan no al unísono pero sí en la misma línea, mismo plano vertical. Producen un estirado de la tela durante la puntada. b)

Los dos bloques de dientes ni se mueven al unísono ni lo hacen en la misma línea, sino en líneas paralelas, en distintos planos verticales. Este arrastre produce un fruncido de la tela mientras se va cosiendo.

S-4 Arrastre por prensa-telas

Uno o dos prensa-telas tienen dos movimientos: uno en vertical, ejerciendo la acción de prensar la tela, y otro horizontal, arrastrando la tela en cada salida de aguja, dando así, también, la longitud de puntada.