Pintar los cristales de los trabajos de opalizado, ventanas, lámparas personaliza el hogar y aporta un toque de originalidad a los cristales. Las posibilidades estéticas para complementar la decoración son variadas: desde pequeños motivos que bordeen los márgenes del cristal hasta falsas vidrieras más complejas sobre ventanas.

En cualquier caso, para asegurar la durabilidad del diseño es recomendable utilizar sólo pinturas translúcidas específicas para colorear vidrio. De lo contrario, es posible que los colores no se adhieran al cristal o que, a largo plazo, el acabado que acabas de teñir se desprenda. 

Trabajar en vidrio es tan sencillo como pintar cualquier otra superficie. Muchas veces el miedo nos impide intentarlo, en realidad solo tienes que tener en cuenta algunos consejos básicos. 

 

Antes de comenzar a pintar, debemos limpiar bien la superficie de polvo y grasa, para que se adhiera bien el tinte. Alcohol o un solvente similar es ideal para limpiarlo. 

En superficies planas como porta retratos, el diseño puede cortarse previamente en una maquina de corte, para posteriormente pegarlo en la superficie. en el caso de una superficie opalizada, primero se hace el proceso con el químico opalizador y luego se añade color, con este proceso le damos un acabado mas profesional al vidrio 

 

 

Copyright © 2020 Rebasando. Todos los derechos reservados.