En este sistema la base de impresión se eleva verticalmente haciendo contacto con la pantalla y su posición horizontal a lo largo del ciclo de impresión. El control de la tinta es muy eficaz y el ciclo de impresión es rápido, ya que la base de impresión sólo se eleva unos cuantos centímetros para permitir la alimentación de las prendas.

Las características básicas de esta máquina, variando la entrada y salida del material a estampar, hay varios tipos de máquinas de subida vertical. Una es que la base de impresión es estacionaria, donde se coloca el material en las tablas, baja la pantalla y el material es arrastrado por las pinzas a las cintas transportadoras, este sistema es tanto para máquinas, manuales como automáticas. La segunda forma, es la que el tablero sale de su posición, para permitir un mejor ajuste de los materiales, volviendo hacia dentro, donde sigue el proceso de impresión.

 

La ventaja del sistema de registro en las dos modalidades expuestas, es que, la velocidad de la máquina no está limitada por la velocidad del operador, ya que mientras estás alimentando la máquina, la secuencia de impresión está teniendo lugar, sí añadiéramos un alimentador automático, esta máquina puede ser transformada en una casi automática.

 

La velocidad de la máquina varía, ya bien, sean ¾ o automáticas, también varían el tamaño, con áreas más pequeñas, más velocidad, a mayor tamaño baja un poco dicha velocidad, por lo tanto se fabrican máquinas de todos los tamaños.

 

Nuestros Diseños

Featured
Out Of Stock
Copyright © 2020 Rebasando. Todos los derechos reservados.