El invento por el cual percibimos el cambio rápido de imágenes.

24 fotogramas por segundo dan lugar a la ilusión de una película. Ese mismo método fue utilizado por los publicistas para introducir mensajes en nuestra mente sin que seamos conscientes de ello.

Se le llamo "mensajes subliminales" que están por debajo de los límites de percepción, se logro este efecto con una máquina que llamarían taquistoscopio. Esta máquina proyecta unos mensajes que únicamente lo puede leer tu subconsciente.

 

Durante una película, pusieron fotogramas de publicidad que decían: “¿Tienes sed? Bebe Coca-Cola”. Eran tan rápidos que el ojo no los podía ver, solo lo leía tu subconsciente. Por supuesto el experimento fue todo un éxito, ¡ Las ventas se dispararon !.

En plena Guerra Fría, la ley estadounidense prohibió los mensajes subliminales.

 Los experimentos iniciales de percepción subliminal se basaron en el taquistoscopio, se trata de un proyector de película con un disparador de alta velocidad que envía mensajes cada cinco minutos a 1/3000 de segundo. Puede variar las velocidades para obtener otros efectos.

 

La CIA comenzó a estudiar su utilización contra el enemigo.

,y ...-Ahora es un método aplicado en la investigación de mercado.

A principios del siglo XX, muchos de los pilotos americanos no podían distinguir a tiempo al avión enemigo, esto implicaba un riesgo para sus vidas, así que trabajaron para desarrollar lo que llamaron taquistoscopio: un aparato que reproduce imágenes de siluetas de aviones de forma rápida en una pantalla.  Finalmente, solo se mostraban partes de las siluetas. Los pilotos se entrenaron con el y mejoraron su capacidad para distinguir objetos y algunos detalles de los mismos. Podian distinguir representaciones diminutas de aviones y sus partes. 

 

Posteriormente esta misma técnica pasó a utilizarse en el mundo de la publicidad, enviando mensajes subliminales al público para que estos consumieran un producto concreto. Hoy en día este tema es muy discutido.

 

Ahora, en el mundo de los estudios de mercado el taquistoscopio es muy usado, El lanzamiento de una nueva campaña publicitaria, el cambio en el diseño de nuestro producto, es interesante saber qué es lo que más atrae en el consumidor y qué se le ha quedado grabado. 

Así que el método de trabajo es reunir un grupo de personas, proyectando algunas imágenes durante cierto tiempo, lo que permite recoger datos interesantes sobre la reacción de nuestro público objetivo. ¿Cuáles son los elementos de comunicación que mejor percibe? ¿Cuánto tiempo de exposición es necesario para que capte el mensaje que queremos transmitirle? ¿Qué es lo que mejor recuerda y lo peor? Y a partir de ahí, tomar decisiones.

 

  

 

Una empresa diseñó un anuncio en que una modelo presentaba el nuevo reloj de la firma. Esa modelo tenía unos ojos hermosos y cada vez que alguien se hallaba frente a la publicidad, se sentía atrapado por su mirada. Todas las pruebas que se realizaron con el taquistoscópicas así lo demostraron. La estrategia consistió en que la chica dirigiera su mirada hacia el reloj, de manera que los ojos de los consumidores también se posaran allí.

 Esta técnica resulta interesante porque podemos obtener información de la conducta visual del consumidor, así como otros datos que nos aporten información interesante para conocer mas de de nuestro producto.

 Cuando tienes que decidir por una imagen para anunciar tu producto o servicio, ¿no te gustaría saber por qué puede ser un éxito o un fracaso? El taquistoscopio te puede ayudar a encontrar algunas respuestas para que tomes tus decisiones. 

  

Un anuncio impreso se capta del primer vistazo.

  • La primera función de un anuncio es «atraer la atención».
  • La segunda, «concentrar esta atención al producto».
  • La tercera, «Grabar la asociación marca-producto en la memoria del observador».

 

Si la primera función no se da, el anuncio fracasa (no se inicia el proceso). Igual pasa si únicamente se da la primera función, (se inicia el proceso pero no continua).

El producto se encuentra en desventaja si se establece como un objeto inerte. Así como la moda necesita la pasarela, Los anuncios se llenan de personas para que llenen de vida los productos y así capturar una mirada distraída, esa es la fuerza de enganche, la clave para comunicar con efectividad el anuncio. Tanto que, muy a menudo, la fuerza de enganche compite con el producto, y lo eclipsa. Lo elimina del campo de conciencia del espectador. 

 

Desde luego, también se decidió aplicar este sistema a la lectura.

Primero, se usó el mismo proceso. Se mostraba en la pantalla una palabra de tamaño grande durante cinco segundos y, posteriormente, se reducían gradualmente de tamaño y tiempo de exposición, hasta 500 milésimas de segundo. Se logro reconocer con este método hasta cuatro palabras, estos resultados llevaron al estudio a trabajar con las fijaciones en grupos de palabras. Las personas con un entrenamiento constante, eran capaces de elevar su velocidad lectora desde 200 palabras por minuto, hasta 400.

 

Hoy en día la publicidad vende lo que estimula o moldea su inconsciente. Los experimentos han demostrado que las personas reciben, procesan y transmiten información que no aparece conscientemente. Sin duda, el inconsciente puede operar independientemente del mecanismo consciente en el cerebro, pues parecen operar en direcciones opuestas. Se ha establecido que las percepciones difíciles de manejar conscientemente están sujetas a desviarse del consciente hacia el inconsciente. De esta manera los seres humanos se defienden a sí mismos del daño perceptivo que podrían sufrir si este mecanismo inhibitorio no operara.

 

Ilustraciones

Diseños

Destacados
Agotado
Destacados
Agotado
Destacados
Agotado
Copyright © 2019 Rebasando. Todos los derechos reservados.