Si estas llevando una dieta seguramente prefieres no comer afuera de tu casa.

En la calle hay tantas tentaciones a las que no puedes resistir, Una solución es aprender cómo hacer esa dieta en un restaurante sin descuidar la nutrición que pide tu cuerpo. Obviamente debes elegir un restaurante en el que puedas comer algo saludable.

No creas que en una pizzería o consumiendo la famosas hamburguesas podrás comer algo adecuado según tu dieta. Evitar las tentaciones como postres, dulces, alimentos grasos y las calorías, es prácticamente imposible cuando tienes todo un menú de comidas frete a ti.

Para hacer dieta en un restaurante, es un sacrificio con tanta tentación, debes tener mucha fuerza de voluntad para pedir la comida apropiada.

En un restaurante siempre tienes que estar pendiente de variar los platos que pides.

 

Hacer dieta en un restaurante no es imposible si tan solo no hubiera comidas que hacen daño y ahí es donde enfocamos esta idea de negocio, igual que hay restaurantes de todo tipo de comidas y para casi cualquier tipo de clientes, deberías pensar en un restaurante únicamente para personas a dieta.

En este restaurante sólo servirás comida baja en calorías, todo pensado para que alguien que esta a dieta pueda comer/cenar de una forma equilibrada teniendo toda la carta para elegir y no tener que seleccionar apenas una ensalada o un filete a la plancha.

El menú debe ser de lo más variado específicamente ligero, creado para gente que busca perder peso ya que cada vez hay más gente preocupada por el físico, y también cada vez comemos cosas con más grasa y calorías y un menú específico muy bajo en calorías si que cae bien para la salud. Dentro de una carta normal añadiendo una interesante selección de platos ligeros, que no poco abundantes o faltos de sabor.

 

Ilustraciones

Copyright © 2020 Rebasando. Todos los derechos reservados.