A través de la vista, somos capaces de distinguir distintas amplitudes de onda en la luz,,

eso es lo que forma los colores. 

Muchas veces se comete el grave error de imprimir un diseño en RGB en vez de CMYK causando que los tonos cambien, arruinando el diseño. Los colores usados en un diseño CMYK ya traen patrones de colores establecidos para la impresión digital, ya que calculan los colores en base a las mezclas de tinta o tonner.

Colores Aditivos

Los dispositivos que emiten luz, como monitores, televisores, teléfonos móviles, cámaras digitales, etc. tienen una fuente de luz propia. Cada uno de los píxeles de la pantalla de un monitor está dividido en tres subpíxeles con los colores aditivos primarios: rojo, verde y azul.

Para obtener el resto de colores, basta con mezclar un haz de color de uno de estos colores, y un haz de cada uno de los otros colores primarios, a distintas intensidades. Por eso se denomina colores aditivos: la suma de ellos produce el color final.

Para poder definir cada uno de los colores resultantes, se usa principalmente el modelo de color RGB. 

Normalmente, se utiliza un byte para definir cada uno de los colores primarios, lo que nos da más de 16 millones de combinaciones. 

El color blanco resulta de la mezcla del resto de colores a su máxima intensidad, y la ausencia de color la percibimos como negro.

 

Colores Sustractivos.

Para dar color a un objeto sin luz propia, usamos tintas o pinturas. Se trata de sustancias diseñadas para que absorban todos los colores excepto el que queramos ver, que es reflejado y llega a nuestros ojos. Es decir, un objeto es rojo porque absorbe toda la luz que le llega, excepto la roja, que es reflejada hacia nosotros.

-Normalmente partimos de un fondo blanco que refleja todos los colores. Al pintar de un color, vamos eliminando o sustrayendo el reflejo del resto de colores, dejando sólo el que queremos que se vea. Por lo que a este sistema se le denomina mezcla sustractiva de colores.

En este caso, para conseguir el negro deberíamos de quitar todos los reflejos.

Los colores primarios sustractivos son el cyan, magenta y amarillo. Los colores primarios de RGB, son los opuestos. Por ejemplo, el cyan es el opuesto del rojo, ya que se obtiene de mezclar el verde y azul al máximo, y el rojo a 0, por lo que al aplicarlo, es el único color que absorbe.

 

Para representar los colores sustractivos, se utiliza el modelo CMYK, cyan, magenta, yellow y key (el negro, color clave). Aunque el negro se puede obtener combinando el resto, se ha añadido para obtener un mejor resultado en impresoras, un negro más puro, y ahorrar tinta. 

En el sistema CMYK, los colores más claros y cercanos al blanco tienen valores más bajos, y requieren de menos tinta.

 

Diferencias entre CMYK y RGB

 

Cuanto queramos crear un gráfico que se verá en dispositivos, utilizaremos el modo RGB,

Cuando el documento vaya a ser impreso utilizaremos el modo CMYK.

El motivo principal es que la conversión entre estos modos de color no dan como resultado exactamente los mismos colores. Incluso hay colores de un sistema que no pueden ser representado en el otro.

Por ejemplo, el azul puro (R:0, G:0, B:255) es imposible de reproducir en CMYK. Esto es debido a que CMYK y RGB tienen espacios de color distintos, que no abarcan la misma parte de los colores visibles.

 

Pdemos ver que aunque son muy parecidos, los colores de la fotografía de la izquierda (RGB) no son exactamente iguales que los de la derecha (CMYK). De todas formas, seguimos viendo los dos en el monitor. Lo ideal sería compararlo con una fotografía impresa.

 

 

Diseño grafico

Copyright © 2019 Rebasando. Todos los derechos reservados.