El pirograbado normal consiste en dibujar sobre una superficie quemando con un artefacto que produzca calor. Normalmente se usa un sistema térmico que es alimentado con electricidad, al estilo de un cautin para aplicaciones electrónicas.

    Habitualmente el grabado se hace con un aparato llamado pirógrafo; es, un transformador con regulación que lleva conectado un mango al que se pueden colocar distintas puntas metálicas que, calentarse, van quemando o dorando la madera, papel, cuero, etc.,. Regulando la intensidad del calor, se consigue una variación de tonalidad en el quemado.

 

La idea del heliógrafo

El heliógrafo es un aparato que permite medir la duración de la luz solar. Consta de una gran bola de cristal que se orienta al sur y detrás de la cual se coloca una cartulina especial. Así, podemos medir la duración de la insolación, ya que los rayos, al pasar por la bola de vidrio concentradora, queman la cartulina teñida de azul en el punto en que se forma la imagen del sol.

 

La técnica del pirograbado

El pirograbado permite realizar dibujos con tonalidades entre luces y sombras, degradados, volúmenes, brillos, profundidad y todos los efectos que un dibujo a lápiz. El primer paso para hacer un pirograbado es diseñar primero con un lápiz el dibujo que deseamos hacer, con trazos suaves.

Una vez hecho el boceto, se inicia el pirograbado, se empiezan a seguir los trazos quemando la superficie, grabando las zonas oscuras del dibujo y posteriormente con las zonas más claras, hasta llegar a los blancos y brillos. Es una técnica en la que hay que repasar las partes negras, mientras que se resaltan las zonas de contraste. Evidentemente, no es sencillo pero la practica hace que se mejore la técnica. 

 

El pirograbado solar

Una lupa no permite la precisión de un pirograbador eléctrico, pero sin embargo, con lupas de diferente curvatura se pueden conseguir puntos focales de diferentes grosores e intensidades,

La clave de esta técnica de grabar está en fijar la lupa sobre un soporte para que permita mantener la distancia del foco. Sin duda este nuevo método, es un ingenio solar innovador, que nos permite eficacia en la concentración de los rayos solares por medio de una lupa.

 El pirograbado solar es una técnica poco extendida y de la que no hay muchos datos. El ingenio, desarrollado para con las Energías Renovables, con aparatos didácticos y artesanales, ayuda a entebder los conceptos básicos, como la distancia focal del concentrador variable y el mantenerla perpendicular a la posición del sol.

Esperamos que otros artistas, técnicos y aficionados solares se las ingenien para ofrecer herramientas más precisas. Una muestra de pirograbado con lupa sin duda podría ser una iniciativa para estimular a los ingeniosos solares, puesto que, precisamente por estar basado en un principio simple y al ser los concentradores solares fácilmente accesibles, es una invitación a la creatividad solar.

Un lupa colocada a la distancia exacta provoca la concentración que quema la madera.

 

Curso serigrafia

Copyright © 2020 Rebasando. Todos los derechos reservados.