Aprovechamiento de los Residuos de la Cocina para Hacer Jabones.

En nuestras casas, en sitios públicos, como en los hoteles y restaurantes, se pierden a diario grandes cantidades  de grasa, que si nos proponemos a recuperadas de una manera muy racional, es posible aprovechar esos desperdicios para preparar jabón para la venta.

Una vez obtenida y almacenada la grasa, hacemos un proceso de separación; normalmente la grasa esta contaminada con residuos de comida, desechos carbonizados, y con algunos productos secundarios del proceso de oxidación, lo que genera algunos olores.

Por esta razón, es conveniente hacer el paso previo de purificación. Lo más práctico y común es: lavar el aceite con un oxidante fuerte, hipoclorito de sodio o peróxido de hidrógeno.

Para iniciar con el lavado añadiremos 1 onza de cloro liquido comercial;
Disolver el cloro en 1 galón de agua
La cantidad anterior sirve para 5 galones de aceite

Luego de echar todo en un solo recipiente, procederemos a agitar vigorosamente de tal manera que las dos sustancias insolubles entre si entren en intimo contacto.

Deje reposar aproximadamente 3-5 horas  luego de ese tiempo el agua queda debajo de la capa de aceite para  hacer la separación de mezclas las heterogéneas,,

Cuando el aceite ya este separado y purificado, podemos proceder con la fabricación de jabón.

 

 

  • En un recipiente se vierten 4 litros de agua y 1 Kg de soda cáustica. 
  • Se agita hasta obtener la disolución.
  • Se añaden, 7.5 Kg de aceite
  • Se procede a calentar a fuego lento, hasta obtener una pasta viscosa de color blanco.
  • Apage el fuego y deje enfriar hasta 50 grados Centígrados. 
  • Añada colorante o se puede añadir algo de blanqueador óptico (1-2 gramos) y el perfume (especialmente floral) si el producto es para lavar ropa o cítrico para lavar vajilla.
  • Con la mezcla aun suficientemente caliente para que fluya, se vacía en moldes cuadrados con paredes desmontables previamente humedecidos, se tapa con manta y se deja enfriar. 
  • Finalmente se empaca en bolsas plásticas, se etiqueta y se vende. 

Para obtener jabones líquidos, se usa potasa cáustica en lugar de soda cáustica.
Para convertir estos jabones en jabones de baño, se le pueden adicionar sustancias emolientes como almidón de papa, harina de avena y un 5% de glicerina.


Para obtener jabones exfoliantes se puede añadir arcilla purificada, cascaras molidas de coco, almendras o inclusive conchas molidas.

Curso serigrafia

Nuestros Diseños

Featured
Out Of Stock
Copyright © 2020 Rebasando. Todos los derechos reservados.