Como el precio de la electricidad continua subiendo, seguirán surgiendo tecnologías innovadoras.

Tecnologías que se convierten en eficaces soluciones, que respetan el medio ambiente y, a largo plazo, rentables para el usuario o al empresa que invierte en ellas.

Calor y frío sin necesidad de electricidad.

Una solución que ofrece el sistema para climatizar interiores con capacidad para almacenar energía y usar el agua para refrigerar la casa y que proporciona "agua caliente sin necesidad de electricidad".

Algunos sistemas cuentan con una instalación sencilla para convertir calor en electricidad, se trata de unos paneles colocados en la azotea de la casa o edificio que proporcionan la energía necesaria para calentar o enfriar el agua que se distribuye.

"La verdadera y revolucionaria tecnología es la solución innovadora para almacenar la energía usando sal", -la tecnología de absorción de Triple Estado, de modo que almacena energía y suministra frío y calor de día y de noche. Es un sistema que puede reemplazar al convencional aire acondicionado.

La clave se encuentra en dos tanques, uno que contiene agua y otro que contiene un tipo especial de sal, y en la diferencia de temperatura y de propiedades físicas de ambos que crea una especie de bomba de calor. La tecnología está ahí. Ahora sólo hace falta utilizarla.

 

Aleación para aprovechar el calor y convertirlo en electricidad

El método de transformación de energía a partir de este material está en pleno desarrollo, y puede acabar teniendo un gran desempeño en la generación de electricidad respetando el medio ambiente, a partir de las fuentes de calor residual.

El material puede aprovechar parte del calor que sale por el tubo de escape de un automóvil. Los gases calientes calientan al material y éste produce electricidad para ayudar a recargar la batería en un automóvil.

Otros usos posibles incluyen la acumulación del calor residual de fábricas y centrales eléctricas, e incluso usar las variaciones de temperatura en el mar para generar electricidad. El nuevo material, comienza como un material no magnético; y, cuando la temperatura se eleva, se vuelve fuertemente magnético. Cuando esto sucede, absorbe el calor y produce espontáneamente electricidad en una bobina circundante.

Se está trabajando para elaborar una película delgada del material que podría usarse, por ejemplo, para convertir calor en electricidad en los ordenadores.

Este es un pequeño dispositivo el cual puede ser conectado a tubos de luz, conectores USB y demás para almacenar toda la energía posible y evitar que la misma sea malgastada.

Nuestros Diseños

Featured
Out Of Stock
Copyright © 2020 Rebasando. Todos los derechos reservados.