El agua es uno de los elementos importantes para la vida de los seres vivos.

Hay momentos en los que se hace necesario destilar agua, es decir limpiarla de impurezas con el objetivo de utilizarla sin correr riegos.

La destilación se utiliza mucho para limpiar el agua marítima y retirar sus impurezas

Cuando retiras los minerales y químicos del agua, haces agua destilada.

 El proceso de destilado es un sistema natural que Dios nos da, y que permite la existencia de la vida en nuestro planeta,

Consiste en evaporar el agua con el calor del sol, haciendo pasar el agua de un estado líquido a un estado gaseoso, permitiendo que el agua deje casi todas las partículas en el mar o lagos, al subir el vapor en estado gaseoso, este se condensa y se precipita hacia la tierra, en forma de lluvia, por eso el agua de lluvia es muy pura y le hace muchos beneficios a las plantas.

Este mismo proceso hecho de manera comercial, se logra desarrollado productos que permiten imitar a la naturaleza y producir agua de alta pureza.

Existe el criterio de que una agua pura no va a ser aceptada por el organismo  pero esto no es así, sobre todo si usa en preparación de alimentos, aguas de frutas, etc, El riesgo posible es que si hace una dieta de agua destilada, si puede dar diarrea. 

 http://www.youtube.com/watch?v=IP0nO0SXiuQ

Uno de los destiladores de agua caseros más sencillos de construir es el solar.

Si bien no es un método rápido, si que es muy eficiente, pues la única energía que necesita para funcionar es la luz del sol.

Mediante un destilador solar podemos obtener agua potable sin demasiadas complicaciones y puede sacarnos de más de un apuro en caso de que debamos beber agua de alguna fuente dudosa.

Para construirlo en su forma más rudimentaria necesitaremos,

Un recipiente grande (de metal o de plástico).
Un recipiente pequeño
Un plástico transparente 
Una piedra pequeña o algo para da peso.
Una fuente de calor.

 

Para construir el destilador debemos introducir el recipiente pequeño dentro del recipiente grande. Luego esparcimos el agua sucia dentro del recipiente grande sin dejar que ninguna gota entre en el recipiente pequeño. Finalmente cubrimos el recipiente grande formando una tienda de campaña con el plástico transparente y sobre él ponemos una piedra que produzca una ligera ondulación para que el vapor pegue en el platico y caiga de nuevo el agua en el recipiente pequeño.

Tras esto solo queda calentar el recipiente. Podemos utilizar un fogón, un mechero en el caso de que dispongamos de uno, o con el calor del sol.

El funcionamiento consiste en que el agua se evaporará y el vapor queda atrapado en el plástico transparente, hasta condensarse en pequeñas gotitas que resbalan por las paredes inclinadas para caer nuevamente, eso hace que pase a estado líquido dentro del recipiente pequeño.   

http://www.youtube.com/watch?v=z7VkyUZxryU

Curso serigrafia

Diseño grafico

Copyright © 2020 Rebasando. Todos los derechos reservados.