Una niña saludaba a unos trabajadores todos los días.

  Lo que estos trabajadores hicieron por ella fue increíble. Una niña de tan solo 2 años de edad fue diagnosticada con cáncer, A consecuencia de ello, tuvo que estar una temporada sin poder salir del Hospital infantil Barnes-jewish.

Ella estaba en la novena planta del hospital, por lo que no tenía mucho contacto con otras personas debido a lo aislada que estaba del resto. Vivian se sentía bastante como es normal en estas situaciones, pero tenía el consuelo de por lo menos podía ver y estar junto a sus padres. A excepción de los padres, las únicas personas que veía eran los trabajadores de una construcción que trabajaban en un lado del hospital.

 Vivian veía cada mañana cómo Travis y Greg le saludaba, ella y su mamá le devolvían el saludo con una gran sonrisa, esto le ayudaba a empezar con buen pie los días y le daba una energía muy positiva que sin duda alguna le venía genial a Vivian.

Esto se convirtió en algo rutinario y la pequeña se sentaba todos los días junto a la ventana hasta que alguno de los trabajadores aparecía y le devolvía el saludo. Es increíble cómo algo tan simple y sencillo como un saludo pudiera alegrar tanto a una persona independientemente de la edad o circunstancias en las que se esté.

Por ello Vivian se sentía realmente bien cuando los trabajadores al devolverle el saludo, para ella era algo mágico al ver que no estaba sola y además eran buenas personas.

 

 

Pero no todos los días eran buenos, debido a los tratamientos y que por diversos motivos Vivian podría levantarse con menos ánimos que otros días. Había otros factores que trastocaban un poco el espacio de Vivian. Era normal ya que no todos los días se podía estar bien.

Uno de esos días en los que Vivian estaba realmente mal, se acercó a la ventana para ver a sus amigos por la ventana y saludarles. Recuerden que para ello esto era de gran ayuda para Vivian. Pero la pequeña para su asombro, cuando fue a saludarles ellos hicieron otra cosa en vez de lo que Vivian esperaba.

Los trabajadores señalaron a uno de los andamios, en él habían escrito “alíviate pronto”. Esto lo vio la madre de Vivian y no pudo contener las lágrimas de la emoción por lo que estas increíbles personas habían hecho por su hija. Lo que para unos es una simple tontería, para otros es todo un mundo y una muestra de bondad muy grande. Cuando la madre de la pequeña se lo explicó, ella sonrió como nunca lo había hecho y estaba realmente feliz.

A partir de ese día, los padres de la pequeña se pusieron en contacto con Travis y Greg para agradecerles todos aquellos detalles tan simples para unos pero tan valiosos para Vivian y sus padres. Al ponerse en contacto con ellos, le pidieron si les gustaría conocer a la pequeña Vivian, sería una gran alegría para ella poder ver de cerca a las personas que le saludaban durante todas las mañanas mientras estaba en ese hospital alejada de la sociedad.

Travis y Greg no se lo pensaron ni un solo segundo y encantados por el ofrecimiento, fueron a ver a la pequeña. Vivian no podía estar más contenta al ver que ellos estaban en el mismo lugar que ella, ya que pese a estar relativamente cerca, era un abismo para Vivian ya que estaba aislada.

En un momento en el que estaban charlando con los padres, Travis Barnes con lágrimas en los ojos dijo: “Pensé en mis propios hijos y en lo valiosa que es la vida”, “Me hace tan feliz que algo tan sencillo pudiera mejorar el día de alguien”. Con estas palabras tan sinceras y conmovedoras, quedó demostrado que todo lo que uno pueda dar, por insignificante que sea es muy valioso para otras personas. Un saludo…¿Quién hubiera pensado que un simple saludo fuese tanto para una persona?

Ahora Vivian conoce a las personas que están detrás de su ventana, y los saluda como todos los días hacía, pero ahora sabiendo que son amigos. Los saludos de cada día ahora alegran mucho más a la pequeña Vivian ya que tiene un trato más cercano desde que la vieron aquel día.

 

    Esos trabajadores tienen un gran corazón y tanto la familia como la pequeña, le están muy agradecidos por lo que hacen cada día por Vivian. Gracias a personas así, el mundo es mucho más feliz. Dan fuerzas a aquellos no les hace falta un empujoncito o simplemente hacen que cambie su estado de ánimo de tal forma que les ayuda a seguir hacia delante.

Diseño grafico

Nuestros Diseños

Featured
Out Of Stock
Copyright © 2020 Rebasando. Todos los derechos reservados.