David, el menor de los hijos de Jesé, y Samuel, inspirado por Dios, lo había ungido para que fuera el nuevo rey.

Saúl cayó enfermo de una tristeza que le impedía tener sosiego y le aconsejaron que escuchase música como remedio a su mal. David era conocido por su arte en tocar el arpa. Por esto fue llamado a la corte de Saúl. 

 El rey se quedó agradado de las cualidades del muchacho.

Además de deleitarse escuchando su música lo tomó como escudero.


 

 El gigante filisteo Goliat se burla de los israelitas cada mañana y noche por 40 días.

 

Grita Goliat:

—‘Escojan a alguien para que pelee conmigo. 
Si él gana y me mata, nosotros seremos sus esclavos.
Pero si yo gano y lo mato, ustedes serán esclavos nuestros.
Los reto a escoger a alguien para esto.

David le pregunta a unos soldados:

—‘¿Qué se le dará al que mate a este filisteo
y libre a Israel de esta vergüenza?’

 

Un soldado dice:

—Saúl le dará muchas riquezas,’.
‘Y también le dará a su propia hija como esposa.’
Pero todos los israelitas le tienen miedo a Goliat
debido a que es un hombre muy grande,
mide casi 3 metros, y tiene otro soldado que le carga el escudo.

 

Algunos soldados van y le dicen al rey Saúl que David quiere ir a pelear contra Goliat. Pero Saúl le dice a David:

—‘No puedes. Eres un niño, y él ha sido soldado siempre.’

 

David dice:

—‘Yo maté un oso y un león que se llevaron las ovejas de mi padre.
Ahora este filisteo será como uno de ellos. Jehová me dará ayuda.’

 

Por esto, Saúl dice:

—‘Ve, y que Jehová esté contigo.’

 

David baja a un río y recoge cinco piedras lisas y las mete en su bolso.
Entonces sube con su honda a pelear contra el gigante.
A Goliat le parece que es cosa demasiado fácil matar a David.

 

—‘Ven acá,’

dice Goliat:,

—‘Daré a comer tu cuerpo a los pájaros y los animales.’

 

Pero David dice:

—‘Tú vienes a mí con espada, una lanza y una jabalina,
pero yo voy contra ti con el nombre de Jehová.
Hoy Jehová te dará en las manos mías y yo te derribaré.’

Ahora David corre hacia Goliat.
Saca de su bolso una piedra, la pone en su honda,
y la lanza contra Goliat con toda su fuerza.
¡La piedra entra en la cabeza de Goliat, quien cae muerto!
Al ver a su campeón caído, los filisteos huyen.
Los israelitas los siguen y ganan la batalla.

 

http://www.youtube.com/watch?v=EK6zGB50alk

 

Ilustraciones

Diseños

Destacados
Agotado
Destacados
Agotado
Destacados
Agotado
Copyright © 2019 Rebasando. Todos los derechos reservados.