Perdido en el bosque y,

Aunque pidió ayuda con desesperación nadie acudió a su rescate, en vista de ello se construyó una pequeña casucha para sobrevivir, pero,., hizo un viento muy fuerte que provocó que el fuego de su fogata terminara incendiando todo su construcción,, aquel hombre decepcionado, se enojo mucho con Dios, y se lleno de tristeza.

 Después de unas horas de lamentarse vio llegar un barco directamente al lugar donde el se encontraba,

¡venían a rescatarlo!,

Sorprendido preguntó:

—¿Cómo me encontró?

A lo que el dueño del barco le dijo:

—Vimos las señales de humo que hiciste.

 

Esta historia recuerda una historia de la Biblia: …

"Y anduvieron tres días por el desierto sin hallar agua. Llegaron a Mara, y no pudieron beber las aguas de Mara, porque eran amargas; por eso le pusieron el nombre de Mara. Entonces el pueblo murmuró contra Moisés, y dijo: ¿Qué hemos de beber?" Éxodo 15:22-24

El pueblo de Dios estaba caminando durante tres días por el desierto, sin tener tener agua para vivir, a la distancia divisaron un pozo pero su sed no podía ser calmada, aquella agua no se podía beber porque era amarga, tal fue su decepción que comenzaron a murmurar contra Dios y contra Moisés…

Moisés clamó a Jehová, y Jehová les mostró un árbol; y lo echó en las aguas, y las aguas se endulzaron. Allí les dio estatutos y ordenanzas y allí los probó Éxodo 15:25

La verdad es que la decepción es una prueba que todos tenemos que pasar, donde vemos que tan fuerte somos en Dios, el pueblo de Dios reaccionó de manera negativa, pero Moisés sabia que Dios podía cambiar lo amargo en dulce, lo negativo en positivo,

¿Crees que Dios puede hacer eso?,
¿Cuál es tu actitud?,
¿Estás saliendo victorioso de esta prueba?

O te estás quejando…

Jesús le dijo: Si puedes creer, al que cree todo le es posible. Marcos 9:23

Es probable que te hayas enojado con Dios, sin embargo, sabes que lo necesitas, que tarde o temprano tienes que volver a sus pies, y mejor que sea temprano, porque tal vez no puedas acortar una prueba, pero puedes alargarla, Señor, estoy actuando mal y es que estoy decepcionada(o) te pido perdón, y desde ahora quiero confiar, ayúdame a enfrentar esta prueba y salir en victoria Dios tiene el control.

¡Si,

¡Dios te quita algo bueno, es para darte algo mejor!

Diseño grafico

Nuestros Diseños

Featured
Out Of Stock
Copyright © 2020 Rebasando. Todos los derechos reservados.