Por muchos años a lo largo de la historia el ser humano a luchado por dominar a la naturaleza.

Nos creemos con el derecho de hacer cualquier cosa y pasar por encima de cualquier persona o animal.

En su ignorancia el ser humano y con el deseo de buscar su origen buscó explicaciones para todo en sus dioses, hechos a imagen y semejanza de si mismo, con todas la imperfecciones que esto conlleva.

 Luego vinieron las organizaciones y con esto la distribución del poder. Para perpetuarse buscó el respaldo en su falsa creación de dios, justificando sus acciones como designios divinos, cometió las más grandes aberraciones en contra de sus hermanos para dominarlos y quitarle sus tierras y posesiones de todo tipo.

En estos últimos 200 años el hombre ha tenido un gran avance tecnológico, ha implementado sistemas para organizar su sociedad, uno basado en la igualdad centralizado y proveedor, y otro que confía la autorregulación de la sociedad a las personas en libertad, ambos se encuentran en crisis.

El fracaso no se debe a la imperfección de estos sistemas sino a la perversa inclinación del ser humano, al egoísmo, la avaricia, a la falta de fe, a la nula confianza en los otros y en si mismo. Ese enemigo que no tiene conciencia con el medio ambiente y que insiste en buscar afuera, está dentro de nosotros mismos, este enemigo, que esta tan enraizado en nuestro ser, tanto que llegamos a creer que somos él y hasta lo defendemos.

Es el mismo enemigo que nos hace ver el mundo fragmentado y nos hace pensar que podremos sobrevivir haciendo cada uno, un imperio personal sin importar el daño que hacemos a nuestro hábitat. Somos responsables de este daño al medioambiente, que tarde o temprano nos afectará. Hago un llamado a tomar la decisión de cambiar desde adentro, para hacer un verdadero cambio en nuestra civilización.

Matamos, destrozamos sin tener en cuenta las consecuencias que pueda acarrear nuestro comportamiento.

Cada vez somos más los que nos preocupamos por las repercusiones de nuestros actos. Somos más los que nos preocupamos de las demás especies y procuramos vivir y dejar vivir.

Y somos más los que respetamos y tememos a nuestra madre naturaleza ya que ella nos creó y ella nos puede destruir.

Somos la especie más ambiciosa y corrupta que existe, a ver si de una vez despertamos ya y empezamos a comportarnos respetando a lo que nos rodea. pero sinceramente. necesitamos mas que un vídeo para crear conciencia.!

Nosotros como simples civiles debemos de no ensuciar y ayudemos a limpiar.! ¿Si el ser humano puede crear, arreglar, mejorar, y ayudar por qué se empeña en destruir, romper y maltratar el planeta y a los seres que lo habitan?

Editado y relatado por el músico mexicano Carlos Chavira, el vídeo busca concienciar a la raza humana, conciencia con el medio ambiente, y así evitar la destrucción del planeta.

Este vídeo esta realizado con el único propósito de hacer conciencia sobre la situación de nuestro planeta. Compártelo con tus amigos para recordarles que aún es tiempo de actuar.

 

Diseño grafico

Ilustraciones

Diseños

Destacados
Agotado
Destacados
Agotado
Destacados
Agotado
Copyright © 2019 Rebasando. Todos los derechos reservados.