La Torre de Babel

 Los descendientes de Noé viajaron juntos de un país a otro, moviéndose lentamente hacia el este.

"Era la oportunidad para hacer las cosas como Dios había mandado", "multiplicarse y llenar la tierra".

 Llegaron a una llanura en la tierra de Sínear y dijeron:

—"Vamos a hacer ladrillos y a cocerlos al fuego";

.y se sirvieron de los ladrillos como piedra, y el betún les sirvió de cemento;

y dijeron:

—"Vamos a edificar una ciudad y una torre, cuya cúspide toque a los cielos,".

Dios observó lo que hacían y pensó: "He aquí un pueblo uno, pues tienen todos una lengua sola. Nada les impedirá llevarlo a cabo. Bajemos, pues, y confundamos su lengua, de modo que no se entiendan unos a otros".

Hizo eso, y poco después la construcción de la torre cesó y los constructores se dispersaron en todas direcciones.

Cuenta la historia de la Torre de Babel que comenzaron a poblar regiones antes inexploradas. Pero otros se rebelaron, y en lugar de expandir sus horizontes, comenzaron a reunirse, estableciendo ciudades amuralladas, para defender lo que ellos estaban construyendo.

En tiempos antiguos, lo normal era vivir en el campo. Quienes vivían en ciudades eran únicamente los comerciantes. 

Durante largo tiempo se creyó que la torre de Birs Nimrud era la Torre de Babel. Cuando se descifraron las inscripciones cuneiformes se comprobó, no obstante, que Birs Nimrud era la torre de la ciudad de Borsippa, y se convino en que la Torre de Babel tenía que haber estado dentro de la ciudad de Babel (o Babiloiria) misma. Esta torre gigantesca, llamada en sumerio Etemenenanki ("Casa del fundamento del Cielo y la Tierra") se hallaba en el conjunto de edificios del templo central llamado Esagila o "Casa que levanta la cabeza".

 

 

Diseño grafico

Ilustraciones

Copyright © 2020 Rebasando. Todos los derechos reservados.